Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior

Las empresas apuestan por titulados en ciclos formativos de FP

Los profesionales titulados en formación profesional se perfilan como los candidatos mayoritarios para las empresas que necesitan incorporar personal a su plantilla. La crisis ha modificado las necesidades y criterios de las empresas, que ven como la concienciación de centros docenes y sobretodo del estado, han hecho que se dé un giro sustancial en la calidad y objetivos de la formación profesional. Los ciclos formativos de formación profesional son ahora más completos y encaminados a la formación de los alumnos para que aprendan conceptos reales que se dan en sus sectores en la actualidad.

Aunque sigue siendo necesario que alumno adquiera conocimientos generales, la nueva formación profesional va encaminada a que se forme de acuerdo con las tendencias de los diferentes sectores y de las profesiones con más salida del momento. La formación dual permitirá al alumno y a la empresa contactar durante la formación, y se establecerán puentes previos a la contratación definitiva por parte de las empresas de forma que pueda ajustarse dicha formación.

El ajuste de plantillas durante la crisis también ha sido un factor determinante. Los profesionales con títulos universitarios, hasta ahora con una media de sueldo superior a los trabajadores titulados en formación profesional, son quizás los que más han sufrido. Las empresas que desean incorporar alguna persona a su plantilla, buscan ahora profesionales con menos pretensiones económicas, y con formación mucho más especifica en labores más concretas. Es por ello que muchos universitarios en situación de desempleo optan por cursar algún ciclo formativo que le permita ampliar sus conocimientos en alguna especialidad de su sector.

Con esta nueva situación, los titulados en ciclos formativos de formación profesional, ven conseguido su objetivo, que desde hace mucho tiempo ha sido equiparar condiciones de trabajo y salarios con otras categorías profesionales, y que éstas dependan de la actividad profesional, no tan solo del tipo de titulación.

Los ciclos formativos diseñados con formación dual, empiezan este septiembre, y en pocos años permitirá evaluar qué salida han dado a los alumnos que los hayan cursado. Veremos que valoración hacen las empresas, y por el bien de la educación y de la sociedad en general, esperemos que los contactos entre empresa, centros docentes y administraciones públicas, sean lo suficientemente fluidas y constructivas para ir modelando una formación profesional de calidad.