Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior

La formación empresarial para pequeños negocios

Durante los últimos cuatro años, han proliferado los emprendedores que finalmente se han decidido por aventurarse a explotar un pequeño negocio, después de haber trabajado durante muchos años por cuenta ajena, y ver como la crisis haya mermado su motivación, ya que después de repetidos esfuerzos, la situación económica del momento ha obligado a los responsables de las empresas a reducir salarios, recortar plantillas y exigir a sus empleados un sobresfuerzo asumiendo dosis de trabajo extra a las condiciones por las que fueron contratados.

Esta situación, y el hecho de que muchas personas se hayan encontrado después de muchos años en situación de desempleo, les ha empujado a convertir en realidad el viejo sueño aparcado de crear un negocio propio, viendo oportunidades de negocio reales en el mercado, y viéndose capaces de convertir esos sueños en una forma de ganarse la vida y trabajar jornada tras jornada de una forma motivada.

Como cualquier cosa en este mundo, para que las voluntades se conviertan en éxitos, son necesarias otras muchas cualidades entre las cuales se encuentran el dominio del sector relacionado con el negocio que se quiere explotar, y evidentemente unos conocimientos sobre el mundo empresarial. Esta última faceta quizás es la más descuidada por muchos pequeños empresarios, y el desconocimiento en este ámbito, suele condenar a muchos pequeños negocios al fracaso o a años de penurias y esfuerzos costosos que dinamitan cualquier motivación.

Desde cómo gestionar las cuentas de la empresa aplicando criterios contables compatibles con las leyes vigentes, cómo controlar y explotar los recursos económicos de la empresa de una forma eficiente y rentable, hasta cómo publicitar un producto de forma tradicional o a través de las novedades tecnológicas, aprovechando la fuerza de las redes sociales y demás herramientas, son conceptos que un empresario debe dominar para no tan solo llegar a buen puerto, si no hacerlo de forma segura, agradable y rentable.

Los ciclos formativos relacionados con el mundo empresarial, entre los cuales se encuentran los de secretariado, marketing, publicidad, comercio, y muchos otros, forman a empresarios en activo y a futuros empresarios para que sean capaces de controlar los aspectos más importantes del mundo de los negocios y de las empresas, para que sean capaces de gestionar la administración de una pequeña empresa por ellos mismos, o para poder controlar las características más relevantes para que ante un asesoramiento externo, sean capaces de comprender y analizar las propuestas que se les presente.