Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior

La falta de oferta de FP lanza las matriculaciones en ciclos formativos a distancia

La crisis que vivimos actualmente, los jóvenes que optan por la formación profesional en vez de optar por estudios económicos, los titulados que deciden aumentar sus conocimientos y sus currículums formativos, y los profesionales que desean incorporar un título oficial a su CV, son algunos de los motivos que han provocado el colapso del sistema formativo de algunas zonas en algunas comunidades autónomas.

Quizás la percepción de los alumnos de que por fin hay un alto grado de concienciación por parte de la administración pública, de las empresas e incluso desde otros países de la Comunidad Europea, en torno a la necesidad de rediseñar la formación profesional para hacerla más funcional de acuerdo al entorno socioeconómico del momento y a las necesidades reales profesionales en las empresas, ha hecho explotar la demanda de estas plazas.

La alternativa de muchos de los afectados que han quedado sin plaza asignada en ningún centro ha sido la de matricularse en ciclos formativos a distancia. Estos afectados han visto reforzada su decisión al comprobar el gran número de estudiantes que se matriculan en este tipo de formación, y cuyo número no para de aumentar día a día.

Después de las primeras dudas sobre el formato de formación a distancia, comprueban las grandes ventajas que este tipo de formación ofrece, con un horario totalmente adaptable a las necesidades de cada estudiante, con el ahorro de costes asociados al transporte hasta el centro de formación que en este caso es inexistente y con una adaptación al ritmo de estudio adaptado a la necesidad de cada uno.

La amplia oferta en ciclos formativos a distancia, independientemente de la zona geográfica en la que habite el estudiante, ofrece un mar de futuro para cualquier profesional que quiera especializarse y obtener un título oficial en cualquier sector.

Por otro lado, las administraciones seguro que han tomado nota de los colapsos que se han vivido en algunas ciudades durante este otoño para matriculaciones en formación profesional presencial. Veremos si el camino que han iniciado, adaptando planes docentes y adaptándose al modelo alemán con formación dual, le sigue un ajuste más adecuado entre la oferta y la demanda.