Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior

El boom de los libros electrónicos

Los libros electrónicos han ido ganando terreno en los últimos años. El hecho de que hayan aparecido dispositivos más asequibles y con más prestaciones en el mercado, han ayudado a que muchos usuarios hayan decidido probar esta alternativa a los libros de papel.

El volumen de lectores de libros electrónico crece día a día. Los dispositivos del mercado permiten almacenar miles de obras, retomar la lectura en un punto exacto en cada una de ellas, y los precios de los libros son cada vez más asequibles. Existen también infinidad de obras que por la reciente aparición de sus autores, pueden adquirirse de forma totalmente gratuita.

Hasta el momento, los lectores de libros electrónicos han decidido optar por libros de estructura clásica, aunque hay que destacar que el libro electrónico ofrece muchísimas variantes, aprovechando tecnologías como internet, las redes wi fi, la visualización de imágenes o de videos. Las aventuras escritas pueden complementarse por tantas sensaciones como los autores o los editores puedan crear en su fantasía.

Quién no recuerda aquellas famosas editoriales que ofrecían a los lectores la posibilidad de escoger durante la lectura, diversas opciones que permitían personalizar la aventura según sus inquietudes o sus gustos. Pueden imaginarse como puede llegar a ofrecerse posibilidades a los lectores con la tecnología actual. Podemos imaginarnos a los personajes, editando su aspecto desde el inicio del libro, visualizando y personalizando en una fotografía virtual sus características. Podríamos ver espacios, ciudades, calles, locales, bares, restaurantes o cualquier escenario que el autor hubiera diseñado en su historia, para ver desde el miso prisma el desarrollo de la historia. Pero justamente esto es lo que parece que en la primera etapa de la vida de los libros electrónicos, los usuarios han rehusado, atendiendo que se deja de lado la propia imaginación del lector. Falta por ver si las ofertas en este aspecto deben mejorarse, o si debe buscarse un público en particular.

En todo caso, la publicación editorial pasa por nuevos tiempos, y cualquier aportación por parte de personas motivadas con una formación específica, puede llegar a descubrir la fórmula mágica que lance definitivamente este formato de lectura. Existen ciclos formativos específicos, que pueden situar a profesionales dentro de este ámbito.